La familia de Manuel José García Caparrós, sindicalista asesinado en Málaga en la manifestación autonómica del 4 de diciembre de 1977, ha pedido al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un “cambio absoluto de sensibilidad” con este caso para que se recopile toda la documentación sobre lo sucedido, se desclasifique y esa información venga a Andalucía para ponerla a disposición de los familiares.

Así, las hermanas de García Caparrós, junto con el abogado Luis Ocaña, han presentado este miércoles una solicitud ante la Subdelegación del Gobierno, dirigida directamente a la Presidencia del Ejecutivo central, solicitando todos los expedientes que haya, no sólo en el Congreso, sino también en los ministerios de Justicia o de Interior, u otros organismos.

Noticia completa en eldiario.es.

 

XX_Solicitud a la Presidencia del Gobierno