No sólamente se convocaron manifestaciones en Andalucía. En diversos puntos de Sudamérica, Europa y el Estado Español, miles de emigrantes recorrieron las calles a miles de km bajo la bandera andaluza. Un caso especial fue el de Barcelona, donde una multitud de organizaciones secundaban la convocatoria.
Otro de los carteles donde se convocaba el 2 de diciembre fue el siguiente: